19/3/07

Maxia + matemáticas =

Matemagia. Los mejores trucos para entender los números
FERNANDO BLASCO
Editorial Temas de Hoy, Madrid, 2007
ISBN: 84-8460-611-6

Reseña editorial
Aula de El Mundo
Entrevista co autor

Todos estamos de acordo en que un mago non debe estragar a ilusión desvelando os segredos dos xogos de maxia. O contrario da ciencia, que non debe facer do coñecemento un misterio. Un dos labores do científico é a transferencia do coñecemento.

Sen embargo, para os estudantes e público en xeral parece ter maior interese coñecer os trucos máxicos cás probas dos resultados matemáticos. É aquí onde maxia e matemáticas poden chegar a ser complementarias: a matemaxia como elemento didáctico.

Fernando Blasco aproveita esta gran forza de atracción e motivación para transmitir razóns matemáticas sen destruír a posta en escena máxica. Afirma que só se trata de matemáticas elementais, un repaso por pricipios aritméticos, xeométicos ou de probalidades. Pero a verdade e o bo é que en máis dunha ocasión teremos dúbidas, sorpresas e preguntas. Collan papel e lapis, barallas, moedas, cubiletes, cordas... e paciencia.

Velaquí un clásico da matemática recreativa, xa descrito por Bachet en 1612:

Coge una baraja y retira 21 cartas cualesquiera; va a ser con ellas con las que haremos el juego y nos olvidaremos del resto del mazo. Mezcla esas 21 cartas y coge una de ellas; recuérdala. Vuelve a ponerla con las demás y mézclalas de nuevo. Reparte ahora las cartas, cara arriba, en tres montones, fijándote en qué montón está la carta elegida. Coge el montón en el que se encuentra la carta elegida, sitúalo en el centro de los otros dos y repite la operación; reparte otra vez, cara arriba, en tres montones, fijándote en cuál de ellos está la carta elegida. Haz esa operación unha última vez: reparte en tres montones las 21 cartas fijándote en dónde se encuentra la carta elegida y situando ese montón en el medio de los otros. Pon ahora las 21 cartas dorso arriba y desecha las 10 superiores. La carta que ocupa ahora la posición superior del paquete (en realidad, la número 11) es la que habías elegido al principio, ¿no?